‘El acorazado Potemkin’, Sergei M. Eisenstein, 1925

Acorazado (ccartel)Título original: Броненосец Потёмкин/ Bronenósets Potyomkin; URSS, 1925; Productora: Estudio Goskino; Director: S.M. Eisenstein. Fotografía: Eduard Tissé (Blanco y negro); Guión: Sergei M. Eisenstein, Nina Agadzhanova (Argumento: Sergei M. Eisenstein y Nina Agadjanova-Shutko); Reparto: Aleksandr Antonov, Vladimir Barsky, Grigori Aleksandrov, Ivan Bobrov, Mikhail Gomorov, Aleksandr Levshin, N. Poltavtseva, Konstantin Feldman, Prokopenko, A. Glauberman, Beatrice Vitoldi; Duración: 80′

Sinopsis:

En junio de 1905 tiene lugar un motín en el acorazado Potemkin debido a las condiciones de vida que tiene que soportar la tripulación. El pueblo de Odesa, donde hay una huelga general, apoya a los amotinados. Durante una manifestación pacífica en la escalinata de Odesa el ejército zarista abre fuego sin miramientos contra los civiles indefensos. Tras atacar la base de los militares, el Potemkin se adentra en el mar atravesando dos escuadrones que han sido enviados para acabar con él y que se niegan a abrir fuego, constituyendo todo un triunfo para el acorazado.

Gusanos

Comentario:

Si bien es cierto que la presencia del mundo del trabajo es muy tangencial en ‘El acorazado Potemkin’, tan solo las referencias a la situación de huelga en Odesa o la clara presencia de obreros entre los ciudadanos que se manifiestan, no es menos cierto que desde su estreno la película se convirtió en un icono de las luchas obreras en todo el mundo, incluso por delante de otras obras del cine soviético de la época en las que el protagonismo de esas luchas se sitúa en el primer plano. De este modo, su presencia en un recorrido sobre el trabajo en el cine es obligada, no tanto por lo que pueda contribuir en el análisis de cómo el cine ha retratado el ámbito laboral, sino por cómo éste se ha visto influido en su movilización y formación de conciencia por una forma muy concreta de lenguaje cinematográfico.

En 1925, vigésimo aniversario del intento revolucionario de 1905 (hecho considerado claro precedente de los acontecimientos de 1917), la comisión organizadora planteó la realización de una serie de películas conmemorativas. Debido al éxito adquirido por ‘La huelga’, uno de los directores en quienes se puso la vista fue Eisenstein. Finalmente, de los ocho guiones que propusieron diversos artistas a la comisión, sólo se rodaron dos: ‘El acorazado Potemkin’, de Eisenstein, y ‘La Madre’, de Pudovkin. Se dijo del guión de Eisenstein que era el más sincero y que la acción no era nunca sacrificada a las exigencias de la propaganda.

Acorazado

La idea inicial de Eisenstein era hacer un recorrido a lo largo de todo el año 1905. Este primer guión se titulaba ‘El año de 1905’ y estaba escrito junto a Nina Agadzhanova-Shutko. Tras algunas interrupciones forzadas del rodaje en Leningrado por motivos climáticos, Eisenstein llegó a Odesa, donde se iba a rodar una parte de la película. Pero al ver las posibilidades cinematográficas de la escalera cambió de planes. Se limitaría a contar la rebelión de los marineros del acorazado Potemkin. El argumento se estructuró en cinco actos: I. Hombres y gusanos. II. Drama en el alcázar. III. La exhortación del muerto. IV. Las escaleras de Odesa. V. Ante la escuadra.

Aunque el guión se basa en un suceso real, Eisenstein sabe muy bien qué mensaje quiere transmitir, omitiendo algunos detalles y modificando otros. Se supone que el espectador conocía los hechos, pero…

Piano

Eisenstein, al contrario que él mismo hizo en ‘La huelga’ y Pudovkin hace en ‘La madre’, nos muestra un alzamiento triunfante. Los marineros del Potemkin descubren que la carne que les dan de comer está llena de gusanos y muchos se niegan a consumirla. El segundo de abordo, Giliarovsky, amenaza con tomar represalias y en el momento en que van a ser ejecutados los tripulantes que habían protestado, el marinero Grigory Vakulenchuk alza la voz, los marines que empuñan las armas se suman a la rebelión y se lanzan todos contra los oficiales. Varios oficales mueren, otros son capturados y fallece también el marinero Grigory Vakulenchuk.

Estamos pues ante una protesta contra las condiciones a las que están sometidos.
Eisenstein da un mensaje de la necesidad del apoyo entre compañeros y muestra el sentimiento de grupo frente al enemigo común. Pero el problema con la carne fue sólo la punta del iceberg, el hecho inmediato que desencadenó la protesta, porque Eisenstein no nos cuenta los hechos profundos del problema. Éstos podrían tener más que ver con la extrema rigidez de la disciplina en la marina del Zar y la baja moral existente tras las derrotas en la guerra Ruso-Japonesa.

Motín

Afanasi Matushenko lidera entonces la comisión formada por la tripulación. Arriban a Odesa, donde ya se había declarado una huelga general, enarbolando la bandera roja. Eisenstein aprovecha de nuevo para mostrar la solidaridad entre los huelguistas y los marineros del Potemkin. La unión de los sectores en rebelión. Los habitantes de Odesa incluso llevan víveres al acorazado. Otra vez la necesidad de unidad en pro de la Revolución.

Pero Eisenstein vuelve a ocultar datos. Al parecer, la llegada del Potemkin aumentó la inestabilidad en Odesa. Y la unidad no era tanta como nos vende la película. Los marineros se negaron a desembarcar grupos armados para ayudar a los obreros a conseguir más armas y actuar de forma conjunta. La división entre marineros y huelguistas era patente. Mucho nos extraña, entonces, que entregaran tan alegremente sus víveres los ciudadanos de Odesa.

Bandera roja

El 16 de junio, coincidiendo con el funeral de Vakulenchuk, se produjo una gran manifestación política en la escalinata. Aquí llegamos a la escena más famosa de la película.  Las fuerzas de seguridad cargan contra los manifestantes. A los soldados no les vemos la cara. No son más que botas y fusiles que disparan contra personas; personas a las que vemos en primeros planos y a las que llegamos a identificar; personas con las que llegamos a identificarnos. Una secuencia en la que el director saca toda su maestría con el montaje.

En realidad todo apunta a que no existió ese tiroteo. La masacre tal como está contada en la película es una invención de Eisenstein para aumentar el mensaje de su película en favor de la Revolución. De lo que sí hay constancia es de que hubo enfrentamientos violentos que segaron muchas vidas. Pero estamos en lo de siempre, Eisenstein logró su objetivo: con una serie de imágenes impactantes dejaba bien claro quiénes eran los buenos y quienes eran los malos en esta historia. El público se identifica con los habitantes de Odesa; el público es el pueblo.

Madre con niño

Tras disparar la noche siguiente dos proyectiles contra el cuartel de los militares, el Potemkin zarpa. El ejército imperial envía dos escuadrones para acabar con él. El acorazado no se rinde y atraviesa las aguas entre ellos. Inesperadamente, los marineros del escuadrón combinado se niegan a abrir fuego, lo que supone un triunfo para el Potemkin. Y la película pone aquí su punto final, con un desenlace triunfante e insistiendo en la unión y camaradería en la rebelión.

Eisenstein no nos cuenta cómo siguió la historia, evitando el final negativo. Grosso modo, el acorazado Georgiy Pobedonósets se unió al Potemkin. El resto del escuadrón combinado se dirigió a Sebastopol, mientras que los buques rebeldes regresaron a Odesa. Poco después el Georgiy Pobedonósets se rindió. Durante la noche del 18 de junio, el acorazado y la torpedera N267 (buque de enlace y correo puesto al servicio de los rebelados desde el principio) se dirigieron a Constanza (Rumanía) en busca de suministros. Las autoridades rumanas, y también las de Teodosia (Crimea, Ucrania), denegaron el permiso para reavituallarse. En este último lugar los soldados del ejército imperial dispararon sobre una partida de desembarco del acorazado. Esto sucedió el 22 de junio. Tres días después el Potemkin volvió a Constanza, donde la tripulación entregó la nave a las autoridades, que la devolvieron al gobierno ruso.

Fiel a los conceptos de Kulechov y el Proletkult Theater, Eisenstein evita el uso de actores en la medida de lo posible. Asimismo, como ya hizo en ‘La huelga’, recurre al uso de “tipos paradigmáticos”. Y, a pesar de que se nos muestra a los personajes históricos más conocidos con su nombre, el verdadero protaganismo recae en el colectivo.

Marineros

La simplificación del guión original permitió que Eisenstein se pudiera centrar más en los experimentos narrativos y de montaje, llevando más lejos las ideas iniciadas en ‘La huelga’. Según J. L. Guarner: “Eisenstein se las compuso para aunar la tesis/antítesis/síntesis de Hegel, los ideogramas chinos, las estructuras narrativas de Dickens y las salvaciones en el último minuto de Griffith en un lenguaje cinematográfico rico y ambiciosamente estilizado.”

Escribió Walter Benjamin en 1927: “Es una gran película, lograda como pocas. […] Está cimentada con ideología, calculada correctamente en todos los detalles, igual que el arco de un puente. Cuanto más fuertes son los golpes que descargas sobre ella, mejor es el sonido. Sólo quienes la agiten con las puntas de los dedos enguantadas, esos no oirán ni moverán nada.”

Así, el que fuera estudiante de arquitectura e ingeniería había construído una obra técnica maestra.

Dispuso sólo de 12 días para el montaje antes de la fecha de estreno prevista, el 21 de diciembre de 1925 en el Teatro Bolshoi de Moscú. El proceso de edición estuvo vigilado de cerca por las autoridades soviéticas. Tanto Aleksandrov como Eisenstein (en sus “Memorias inmorales”) han comentado alguna vez que lo acabaron minutos antes de la proyección. El último rollo lo empalmó Eisenstein con su saliva. Nadie sabe cómo, los empalmes aguantaron la proyección sin despegarse.

Gafas

El estreno para el público tuvo lugar un poco más tarde, el 16 de enero de 1926. Un sector del Partido se mostró especialmente crítico, alegando que los hechos narrados no eran estrictamente revolucionarios. ‘El acorazado Potemkin’ se exhibió finalmente en salas de segunda categoría. Eisenstein llegó a afirmar: La Sovkino ha hecho lo imposible para anular mi película”. El poeta Maiakovski, frente a los burócratas de la Sovkino, salió en defensa de ‘El acorazado Potemkin’. Pidió a Shvedchikov, presidente de Sovkino, que exportara Potemkin asegurándole que quedaría como un bellaco si no lo hacía. Cuando, tras el discurso del poeta, Shvedchikov le preguntó si había terminado Maiakosky respondió: “No he terminado y no terminaré durante por lo menos 500 años. Los Shvedchikov van y vienen, pero el arte queda. ¡Recuérdelo!”.

Como indica J.L. Guarner: “La secuencia de la carga feroz en la escalinata permanece como una de las más famosas de la historia del cine […] El acorazado Potemkin puso al ignorado cine soviético en los mapas e hizo de Eisensteín una celebridad internacional. Pero en la URSS provocó celos, envidias, acusaciones de  ‘formalismo’, que relegaron la película a cines de segundo orden para que la viese el menos público posible. Eso no impidió que haya sobrevivido como la obra más creativa y consistente de la ética y la estética que la inspiraron, uno de los pocos monumentos genuinos del cine”.

La película se prohibió en diversos países capitalistas para evitar revueltas políticas reales. En Francia no se pudo ver hasta 1952, en sesiones organizadas por grupos de extrema izquierda. En Suecia el distribuidor se encontró con problemas con la censura. Para no perder el dinero invertido remontó la película para que la rebelión no triunfara, haciéndola circular como película contrarrevolucionaria. También se prohibió, por ejemplo, en algunos lugares de Alemania. En España se estrenó en 1977.

——————————————————————————————
——————————————————————————————

Quizás aquí debajo veas una publicidad que Wordpres pone cuando le apetece y con la que nosotros no tenemos nada que ver. Está en su derecho, tanto como el que tienes tú de hacerla desaparecer. Pincha en la imagen, instálate el plugin de Adblock Plus y ¡¡adios!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Años 20 y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s