‘Pecera’, Carlos Bouvier, 2011

Corto PeceraTítulo original: Pecera…; España, 2011; Productora: Lolita Peliculitas Artes Visuales; Director: Carlos Bouvier; Fotografía: Eduardo Helguera; Guión: Carlos Bouvier; Reparto: Gemma Zelarayán, Gema Santoyo, Camila Bertone, Javier Mejia; Duración: 12′

“Lo que quería es hacer un corto cabrón…” (Carlos Bouvier)

Sinopsis:

Lola, la directora de una sucursal de trabajo temporal recibe una misteriosa llamada a última hora de la noche. Es su “jefe de zona” que necesita urgentemente hablar con ella: Los despidos improcedentes se están disparando con el consiguiente gasto en indemnizaciones para la empresa. Así que o se ataja esta situación, o la sucursal de Lola tendrá que cerrar.


Comentario:

‘Pecera’ es una de esas piezas raras en las que el trabajo se coloca en el centro de la trama. No es extraño, ya que su realización surge de una experiencia personal del director y el dinero para su producción de una indemnización obtenida por un despido improcedente. Corto multipremiado y, también cosa rara para este tipo de cine, muy visto, seguramente no solo por su calidad incuestinable, sino también por tratar un tema de rabiosa actualidad en tiempos de crisis y reformas laborales, lo que ha provocado la replicación de sus enlaces en blogs y redes sociales.

En sus doce minutos muy bien aprovechados, da un considerable repaso a las condiciones actuales del trabajo asalariado, señalando la labor de precarización de las empresas de trabajo temporal, la prolongación fraudulenta de las jornadas de trabajo o la estructural transmisión de la presión hacia abajo en toda la escala jerárquica de la empresa. Pero hay dos asuntos que trata con especial acierto y atención. El primero, la utilización por la empresa de la competencia por un trabajo cada día más escaso. En un tiempo, ya largo, en el que vemos cómo se está produciendo el desmantelamiento de las conquistas laborales que protegían al trabajador, con las consiguientes revueltas sociales y la tímida oposición de los sindicatos mayoritarios, la película nos muestra cómo en lo cotidiano este ataque va muy por delante de las polémicas reformas que sucesivamente se aprueban. El instrumento para ello es la especulación con la escasez de trabajo por parte de aquellos que tienen en su mano la decisión de contratar o no, la generación de listas negras con aquellos trabajadores que no se muestran sumisos, que pretenden reclamar los pocos derechos que les van quedando y que no están dispuestos a renunciar a ellos. Una actitud mafiosa que recupera prácticas de principios del siglo pasado y que no encuentra ninguna oposición ni persecución por parte de los estados. En pocas palabras, la cosa se traduce en “si quieres volver a trabajar, firma”.

Curiosamente, este comportamiento empresarial que busca la reducción de costes por encima de todo, como método para aumentar las ganancias, produce un efecto maquiavélico en el trabajador, ya que a la hora de elegir a quién despedir en un momento determinado, no se atiende a razones de productividad o calidad del trabajo, sino puramente a cuestiones de balance económico. Entre dos trabajadores cuyo coste de despido sea similar, se sacrificará al más debil, al más sumiso, al que asume renunciar a lo que la ley le otorga, en definitiva, al que está dispuesto a firmar. Primera moraleja: la renuncia a tus derechos te precariza más que al que no lo hace.

Pero todavía hay una segunda moraleja que se desvela en un final de impacto y que cierra el ejercicio mostrado de cómo actuar sin escrúpulos por un plato de lentejas: el comportarte como un mal nacido no te libra del balance económico y de la reducción de costes. O dicho de otra forma y tirando de refranero: “a cada cerdo le llega su San Martín”.

Habrá que tomar nota.

——————————————————————————————
——————————————————————————————

Quizás aquí debajo veas una publicidad que Wordpres pone cuando le apetece y con la que nosotros no tenemos nada que ver. Está en su derecho, tanto como el que tienes tú de hacerla desaparecer. Pincha en la imagen, instálate el plugin de Adblock Plus y ¡¡adios!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Del 2000 en adelante y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ‘Pecera’, Carlos Bouvier, 2011

  1. karaguebo dijo:

    La verdad es que es un muy buen corto.

    Os leo pero aún no había comentado, espero me perdonareis (yo si he visto “La diligencia”)

    Saludos

  2. Pingback: “PECERA”, el corto más reivindicativo del año. | weTrama

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s